La miseria humana de la oposición tras el terremoto

Para la existencia de una verdadera democracia, son cruciales las diversas opiniones sobre los asuntos públicos, que los individuos puedan disentir con entera libertad y que no por ello, sus derechos sean irrespetados. Sin embargo, la posibilidad de disenso debe ser regulada de acuerdo a márgenes legales, y sobre todo, que la oposición debe cumplir un rol constructivo en la afirmación del Estado, no de su ruptura.

La existencia de consenso entre mayorías y minorías se realiza sobre una victoria electoral. En ese sentido, la oposición es lo contrario de lo que se presenta como un proyecto político vencedor en las urnas. En algunos casos, el poder económico supera la capacidad de movilización popular, dando la victoria electoral a los grupos más poderosos y no a las grandes mayorías. Bueno, esas son las reglas del juego en condiciones normales de presión y temperatura. Si la oposición ecuatoriana fuera mínimamente coherente, propositiva tuviera una actitud que trascendiera su nocividad existencial, podría ayudar a la sociedad ecuatoriana en la fiscalización del quehacer del gobierno. Sin embargo, vemos que apenas les interesa devolver a los banqueros el control del país.

En medio al peor desastre natural en número de afectados en la historia del Ecuador, la oposición a la Revolución Ciudadana se ha demostrado no solo deshumana, sino también criminal. Los perros guardianes de la oligarquía ecuatoriana, como los que firman 4Pelagatos, con su texto “Terremoto: No hay solidaridad sin política pública” tienen la tan despreciable actitud de decir ¿Acaso la sociedad civil es tan desconfiable y peligrosa para tener que prescindir de sus aportes informativos en las redes sociales y “creer sólo lo que digan los canales oficiales”, como insisten todo el tiempo las autoridades del gobierno? ¿Acaso no es mejor, en una emergencia como esta, sumar todos las voces? El gobierno ecuatoriano, así como los que están dedicados a donarse al rescate de los más de 250 mil afectados no pueden estar a merced de las tentativas de instalación de pánico en el país, en un área donde hasta ayer habían ocurrido más de 350 réplicas del terremoto del sábado, en medio del Fenómeno del Niño.

Debemos tener cuidado principalmente de la tentativa de capitalización política del mitómano Asambleísta Andrés Páez de Creo, que publicó una acusación en la que afirma: “Embajador ecuatoriano rechazó! Habiendo gente bajo escombros…” refiriéndose a la supuesta negativa del gobierno ecuatoriano en recibir ayuda expertos mexicanos, cuando estaban por aterrizar al Ecuador 120 rescatistas enviados de México con equipos demoledores y canes especializados en encontrar las víctimas. Es el mayor contingente recibido de ayuda internacional que el Ecuador ha recibido hasta la presente fecha. Pero para Páez, lo que vale es la acusación infundada que tiene como objetivo generar una manifestación en contra del gobierno. El debe pensar, “Ahora lleno la Shyris”

Por otra parte, la empresaria y opositora Silvia Buendía, dueña de una off-shore no declarada al fisco ecuatoriano, ataca cuando el decreto de Estado de Excepción firmado el mismo día de la tragedia, indica de que “la ciudadanía solo podrá informarse por los boletines oficiales que al respecto emita el Ministerio Coordinador de Seguridad”, afirma que “usar estado de excepción para pedir documentos a cada vehículo seria de una estupidez exasperante”, comentando a @KarlaMoralesR, quien a su vez posteó “me cuentan que camión de otros grupos de voluntarios fue regresado de carretera a manabi por personal del @MiesEcuador”. ¿Con base en que afirma esta barbaridad? ¿Es que le dijeron? Realmente, inaceptable.

Además, la opositora Martha Roldós comenzó a difundir el rumor de que el paso estaba restringido en ciertos puntos de acceso a la zona de desastre, lo que motivó una ola de críticas de personas que querían ir a ayudar. La verdad es que, como muchas autoridades afirmaron oportunamente, las vías se mantuvieron cerradas para evitar colapsos por el exceso de tráfico. En una zona de desastre es imprescindible tener vías habilitadas para la llegada de ayuda humanitaria, pero muchos no entendieron esto.

Les guste o no a Silvia, Roldós o Páez, debemos actuar con prudencia, y aquellos que se dedican a la labor informativa deben ser más profesionales. Pero esto no se encuentra en otro tuit de Karla Morales, “Ayer llegamos a Jama pero lo entregado abastece por 2 días máximo. Por favor sigan donando en club Terranostra”. ¿Con qué base produce esa información? ¿Habló con el Ministerio Coordinador de Seguridad para contrastarla? No es lo que la oposición quiere que sea, el terremoto y la forma de enfrentarlo es una labor compleja, mucho más que ir al lugar del desastre y decir lo que se le da la gana.

Gonzalo Rosero, de Radio Democracia, dijo mediocremente a través de sus invitados que el gobierno ecuatoriano negó la ayuda de los Estados Unidos por una cuestión ideológica (escuchar noticiero-2016-04-19), cuando los equipos de este país ya se encuentran en territorio ecuatoriano trabajando.

Este es el momento más inoportuno para tolerar la costumbre de atacar con mentiras a cualquier cosa que haga el gobierno. Basta leer el historial de estupideces producidas por la oposición, que se inventa nombres de islas y un depósito “sin querer” de 900 mil dólares en sus cuentas. Hoy la tarima política, de payasos, bufones, mitómanos, lame-botas de los gringos y banqueros debe esperar. No podemos mezclar el ímpetu honorable del pueblo ecuatoriano en ayudar, con las estupideces publicadas por estos opositores, que se aprovechan de la enorme ayuda recibida por la comunidad internacional y los miles de ecuatorianos que están por todos lados colaborando como sea y que generan la sensación de desorganización. Obviamente deben haber fallas, falencias, retrasos, demoras en los rescates, y si realmente ellos quieren informar las mismas, que lo hagan de manera profesional como comunicadores, no como viles oportunistas, transformándose en caballeros del apocalipsis. De flagelo, estamos hasta la tapa. Son más de 300 muertos, 2500 heridos, 200 desaparecidos y dos provincias para reconstruir. ¿Quieren llamar la atención? Entonces hagan selfies ridículos con donaciones que hasta la presente fecha, no las hemos visto. La historia los dejará como unos malditos hipócritas sin amor a la patria y sin el mínimo de solidaridad.

Escribir una respuesta

Your email address will not be published. Required fields are marked *
Puedes usar estas etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>