FERIADO BANCARIO: El intento opositor de propagar el pánico

Artículo – Análisis sobre las acciones desestabilizadoras de la derecha en Ecuador

*Amauri Chamorro

Las amenazas de un supuesto “Feriado Bancario”, rumores generados por grupos opositores al actual gobierno ecuatoriano, tienen un objetivo claro: causar el pánico generalizado en contra de la Revolución Ciudadana. Con las acciones desestabilizadoras de esta última semana la oposición ecuatoriana ha cruzado la línea entre la libre expresión -pese a estar cargada de mentiras, desinformación y un periodismo privado bien amateur – y la delincuencia.

Dado que los medios privados y las organizaciones sociales que reciben financiamiento de los EE.UU., y los políticos de oposición no han conseguido ganarle en las urnas al Presidente Correa, ahora sus acciones perpetradas contra el gobierno tienen como objetivo atacar la estabilidad del país para desgastar a la Revolución Ciudadana, pensando en las próximas elecciones de 2017.

Estos rumores comienzan con el envío masivo de mensajes con contenidos que llaman a la movilización, sin identificar el emisor, para intentar legitimar la supuesta voluntad de la población, como vemos en la siguiente imagen circulada vía celular:

 

Screen Shot 2015-04-23 at 12.44.58 PM

La tentativa desestabilizadora se intensificó esta semana con el envío de mensajes vía Whatsapp, apoyados por redes sociales virtuales y legitimados por algunos asambleístas e influenciadores que “alertaban” a la ciudadanía de la necesidad de dirigirse a los bancos a retirar su dinero, pues que el gobierno se quedaría con ellos. Al respecto, un aparente mensaje de voz “ciudadano” que circuló intensamente:

Una semana antes Blasco Peñaherrera, político y presidente de la Cámara de Comercio de Quito, daba una entrevista a un medio de comunicación (ver a partir del minuto 24), en la que afirmaba que la falta de liquidez de la banca afectaría a los cuentahabientes. Inclusive afirmaba que los “amigos del Presidente” ya habían retirado su dinero.

Inmediatamente, los influenciadores de oposición en redes sociales y algunos asambleístas “legitimaron” lo dicho por Peñaerrera. La joya de la corona desestabilizadora es el tweet del Asambleísta Ramiro Aguilar que no solo intenta crear pánico generalizado sino que se divierte al hacerlo.

Screen Shot 2015-04-23 at 12.40.41 PM

Algunos muchos desavisados creyeron en este rumor.

Pero es importante recordar que este tipo de rumores están contemplados como crimen en el Código Integral Penal:

 

Artículo 322.- Pánico financiero.- La persona que divulgue noticias

falsas que causen alarma en la población y provoquen el retiro

masivo de los depósitos de cualquier institución del sistema

financiero y las de la economía popular y solidaria que realicen intermediación financiera,

que pongan en peligro la estabilidad o provoquen el cierre definitivo de la institución, será

sancionada con pena privativa de libertad de cinco a siete años.

 Seguramente la oposición sabe que esto es un delito, pero buscan que la ley sea aplicada con toda la fuerza para poder crear un mártir al estilo de Leopoldo López en Venezuela.

La oposición decidió implementar tácticas como esta con la intención de minar la altísima aceptación del Presidente Correa. Como la excelente evaluación del mandatario continúa intacta, esperaron una coyuntura propicia para el ataque, que coincidió con una desaceleración económica del país por factores externos. Por esta razón, el rumor que busca crear una ola de pánico está relacionado con un tema económico-financiero, en este caso, un falso “Feriado Bancario”.

Esta semana fue publicada una encuesta que asegura que la gente cree menos en el Presidente Correa. Pero lo curioso es que esa encuesta compara el porcentual exclusivamente correspondiente al mes de marzo de 2015 con el porcentual correspondiente a los años anteriores; una forma intencional de desinformar a la ciudadanía. Este posible “error” de interpretación puede suceder a los desatentos, dado que no puede compararse un promedio anual con el resultado de apenas un mes. Obviamente, la oposición inició una intensa promoción de la cuestionable encuesta intentando transformarla en una verdad, tal y como observamos en esta imagen:

 

Screen Shot 2015-04-24 at 3.47.40 PM

Una encuesta que revela una posible falta de credibilidad del Presidente Correa ayudaría a minar la legitimidad de la respuesta que el gobierno daría a los infundados rumores desestabilizadores de la oposición.

Entendamos la lógica:

  • La oposición realiza un llamado a la población para que se movilice en contra del gobierno.
  • Un partido político aliado rompe un acuerdo previo y afirma públicamente que el gobierno le está mintiendo a la población.
  • En la misma semana, un político disfrazado de líder gremial habla sobre un posible “pánico” por falta de liquidez de la banca.
  • Surgen grabaciones anónimas difundidas por mensajes vía celular que incitan a la población a retirar sus ahorros de los bancos;
  • Publican una encuesta indicando que el Presidente Correa no tiene la misma credibilidad de antes; credibilidad necesaria para combatir los rumores de un falso feriado bancario;
  • Asambleístas y actores opositores promueven la idea de que sí habrá dicho feriado.

El eje amedrentador a partir de la dificultad económica del gobierno debería llegar al bolsillo y al corazón de la gente.

Prontamente el gobierno emitió diversos informes y resultados financieros que comprueban lo obvio: no existe la posibilidad de un feriado bancario pues el sistema financiero del país es completamente sólido y altamente supervisado.

También vale la pena recordar que el gobierno del Presidente Correa ha sido el único, desde la creación del Instituto de Seguridad Social (IESS), en cumplir con el 100% de sus obligaciones con esta institución; el manejo de la inversión de la misma ha sido impecable. Ejemplo de ello es la rentabilidad conquistada con los aportes, que puso a disposición de la población el superávit a través de la creación del BIESS (Banco del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social). Por primera vez en la historia del Ecuador los ciudadanos de todos los estratos socio-económicos pueden acceder a crédito para adquirir su vivienda.

Estrategias desestabilizadoras como la expuesta anteriormente son ampliamente utilizadas en Brasil contra la Presidenta Dilma Rousseff; en Colombia contra el Alcalde de Bogotá Gustavo Petro; y en Venezuela contra el Presidente Nicolás Maduro.

Ejemplo de esto es en una acción muy parecida, de hace apenas un par de meses, en contra el Gobierno de Dilma en Brasil, que inclusive utilizaba los mismos términos como “cacelorazo”, en portugués “panelaço”, como apertura a este texto de convocatoria:

panelaço

 

Lo anterior, orientado a coordinar un acto de desagrado al pronunciamiento realizado por la Presidenta faltando pocos días para la realización de una marcha que pedía su derrocamiento, como se puede ver en este video. El resultado de esta operación funcionó en los barrios de clase media alta y alta de unas pocas capitales brasileras.

Toda la sociedad ecuatoriana debe estar atenta a nuevas acciones desestabilizadoras y rumores que pretendan generar y promover el caos generalizado, así como el gobierno ecuatoriano también debe tomar las medidas legales necesarias para evitar que mentiras digitales y cualquier otra falsa afirmación frenen el desarrollo del país.

 

 

Los comentarios están cerrados.